METAS…

La vida se basa en metas…cuando eres niño te planteas metas continuamente, quieres ir al colegio y jugar con tus amigos, quieres ir al cine, quieres ir al parque, que los Reyes Magos hagan realidad tus sueños….continuamente nos planteamos metas, metas que realmente son solo anhelos, deseos, pero que al menos nos animan a salir a la vida con optimismo, ganas de vivir ya que siempre tenemos un fin por muy pequeño e ínfimo que sea, siempre tenemos un fin en mente, y lo más importante, creemos que es posible y si no lo fuera, insistimos hasta que lo sea, o al menos hasta que realmente hayamos comprobado que no lo era….¿has probado decirle a un niño que NO?, jamás se dará media vuelta y se marchará pensando que esa opción no es posible, NUNCA, ellos no tienen esa posibilidad grabada en la mente tal y como la tenemos los adultos, ellos SIEMPRE lo vuelven a intentar, lo vuelven a proponer, a preguntar, porque saben que si insisten pueden hacer tambalear los principios que sostenían esa primera negativa, saben que si ese es el final, ellos pueden cambiarlo, y en la grandeza de su inocencia, se lanzan a por la respuesta positiva que desean…tienen clara su meta y no pararán hasta conseguirla….

...en la grandeza de su inocencia, se lanzan a por la respuesta positiva que desean… tienen clara su meta y no pararán hasta conseguirla…

Por supuesto el adulto debe actuar como tal y no siempre ceder ante sus sutiles mañas, conocedor del valor del establecimiento y la existencia de límites educativos. Además los deseos de los niños, realmente, no son metas sino aspiraciones, antojos o en ocasiones, simples caprichos. Pero es importante ver como en esas primeras etapas no nos rendimos ante la primera negativa, ante la primera derrota, sino que una y otra vez lo volvemos a intentar y no aceptamos un no por respuesta….en cambio, con el pasar de los años, cuando la madurez y las experiencias negativas de nuestra vida nos han abierto los ojos a la realidad, comenzamos a actuar de forma contraria…ante nuestros deseos, ante nuestros mayores anhelos, muchas, muchas veces, ni siquiera nos atrevemos a preguntar, a salir a buscarlo, porque sabemos que el NO será lo que obtengamos, y como además ya hemos establecido que el primer NO es inamovible cuando lo obtenemos si es que nos atrevimos a buscarlo, nos damos media vuelta y cambiamos el objetivo, la meta….

Y no es que decidamos cambiar la estrategia, intentar llegar a lo que deseamos de otra manera, no, simplemente pensamos que es imposible y lo dejamos ir…seguimos en nuestra lucha, en nuestra continua creencia de que la vida es algo muy duro en la que no podemos obtener lo que queremos, si no solo aquello que “los Reyes Magos nos pudieron traer”…

Pero algunos, sólo algunos seres humanos, desafían los principios y se lanzan a cambiarlos, se lanzan a buscar el NO sabiendo que al derribarlo, que al traspasar la barrera que supone, un gran SÍ cambiará su vida para siempre… y en ese camino, algunos, algunos seres humanos, descubrieron el poder de las METAS…porque una meta es mucho más que un deseo, mucho más que un capricho, mucho más que un pedido a los Reyes Magos, mucho más que un sueño…yo diría que una meta es el planteamiento de un sueño, tan claramente definido, que se hace imposible no lograrlo

Una meta es el planteamiento de un sueño, tan claramente definido, que se hace imposible no lograrlo…

"GRACIAS, recuerda AHORA es tu momento,
PROGRÁMATE para el ÉXITO, comienza tu camino"

Suscríbete y recibirás todas las novedades de la web relacionadas con el crecimiento personal y el éxito en tu vida

Al enviar el l formulario está aceptando nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad . Además de que utilizaremos sus datos para enviar información sobre la Trilogía del Éxito

Entradas recomendadas