Metas – El desafío de salir de tu zona de confort

Salir de la zona de confort, el desafío

Imagina que vives encerrado en un recinto del que nadie jamás ha salido.

Tu vida es cómoda, sencilla y feliz. Tienes todas las necesidades básicas cubiertas ya que, la comunidad en la que vives comparte los recursos y, nada fuera de aquellas cuatro paredes podría ofrecerte algo mejor de lo que tienes.

Es tu zona de confort, segura y sin miedos.

Pero un día, uno de esos días en los que tienes permitido el descanso, el no hacer nada si así lo deseas, decides tumbarte plácidamente en un hermoso prado casi a las afueras del espacio donde se desarrolla tu vida.

Un espacio muy próximo a la valla que delimita tu zona segura.

Ves que una bellísima ave cruza el cielo y desaparece al otro lado de la valla…y justo en ese mismo momento, un sentimiento de opresión y falta de libertad se apodera de ti.

tTe comienzas a plantear qué habrá fuera de la zona segura, que habrá tras aquellas vallas que limitan tu libertad y la de todos los que compartís aquella comunidad.

Decides preguntar.

Sin embargo, tus preguntas no obtienen respuestas que sacien tus deseos de saber qué hay al otro lado, no te aseguran, de ninguna forma que aquello que desconoces realmente sea peor que lo que ya tienes.

Simplemente se plantea como innecesario ya que, ahí dónde tú estás, ya todo es perfecto, no necesitas nada más… ¿o sí?

Tu enfermedad, las metas…

Hasta que un día alguien te cuenta algo más….

lo que te pasa es que tienes METAS, algo que sufrí en mi juventud, una enfermedad que puede acabar con tu vida si no logras quitártela de la cabeza

“…lo que te pasa es que tienes METAS, algo que sufrí en mi juventud, una enfermedad que puede acabar con tu vida si no logras quitártela de la cabeza…”

“…lo que te pasa es que tienes METAS, algo que sufrí en mi juventud, una enfermedad que puede acabar con tu vida si no logras quitártela de la cabeza…”

Te explica cómo él la superó, con gotas de olvido y conformismo, un jarabe que muchos allí dentro toman a escondidas.

Olvido de todos los sueños que lleguen a tu mente, de todas las dudas que tu situación te plantee.

El conformismo se encargará de sustituirlo por aquello que ya tienes, aquello que ya eres, allí en el lugar que siempre conociste, en el lugar del que nadie jamás te animó a salir.

Porque al otro lado, sólo existe el miedo, la escasez, la duda, la incertidumbre, la derrota y la perdida de todo lo que ya posees y que, para ti, al igual que para todos, debe ser más que suficiente…

La vida, felizmente infeliz.

Pero te niegas a medicarte. Decides que tú jamás llegarás a ser como aquel anciano que entre lágrimas te narraba su historia de olvido y conformismo.

No te importa que ya muchos te den de lado, que hablen de ti porque seas una amenaza y, aferrado a tu enfermedad, continúas tu búsqueda, continúas tus preguntas, buscando la forma de llegar al otro lado…

Aquel lugar al que nadie más quiere llegar o, jamás nadie llegó…

Tu cura, la ILUSIÓN.

Una mañana, una bella mujer que dice llamarse Ilusión, te lleva a una zona desconocida, lejos, muy lejos, dónde nunca estuviste, y te descubre su secreto, algo que muy pocos han llegado a conocer, pero que solucionará tu enfermedad para siempre y evitará que la comunidad siga contagiándose…

Te ofrece una salida hacia un nuevo camino.

“Detrás de esta puerta no sabemos lo que hay, sólo puedo decirte que nadie ha vuelto tras salir, que no sabemos nada de aquellos que antes, al igual que tú, afectado de Metas, un día decidieron ir a buscar algo más allá. Ella es la solución definitiva a tu enfermedad, para todos aquellos que, como tú, deciden no medicarse.

 Ella es la solución definitiva a tu enfermedad, para todos aquellos que, como tú, deciden no medicarse.

Ha llegado el momento de que la cruces ya que puedes contagiar a otros y desestabilizar el orden de la zona interior. Por el bien de la comunidad, te animo a que lo hagas”.

Y tras esto abrió la puerta, una simple puerta metálica disimulada en el muro delimitante y me animó a salir.

Justo entonces una bocanada de todo lo que me habían dicho que existía al otro lado, llega a ti y te deja paralizado…

Por primera vez sientes lo que realmente es el miedo, la escasez, la duda, la incertidumbre, la derrota y la perdida…

Continuará…

¿Qué crees que te espera? O ¿qué esperas encontrar? Estaré encantado de leer tu comentario 👇


Instagram


Facebook


Youtube


Whatsapp