Historias Inéditas…”Eres importante”

Hace unos años escribí esta historia para mis hijos, nunca les dije que realmente, es una historia para padres y madres…

 

No hace mucho tiempo, en un punto perdido de la selva africana, una niña jugaba cada día cerca de su poblado. Sus mayores, desde pequeña,  le habían advertido,  al igual que a todos los niños de la tribu,  del peligro de los leones, tigres, leopardos  y demás  depredadores que habitaban junto a la aldea. Era muy peligroso alejarse demasiado y nunca debían estar solo a las afuera del pueblo. Los padres de Dhuli no sólo le habían advertido de este peligro, también le habían enseñado a creer en sus posibilidades e incluso a ser algo más, a ser la niña más importante de la tribu….cada día le recordaban,  lo rápida, lista, ágil e inteligente que era, y cuando Dhuli cumplió 10 años, ya nadie, le haría pensar lo contrario, toda la tribu dependía de ella…traía plantas que el chamán necesitaba, acompañaba cada día a las mujeres que traían agua, ayudaba en las difíciles labores de los cazadores…todo funcionaba mejor cuando ella estaba…ella lo sabía. 

 Un día, mientras jugaba con su mejor amigo, no se percató de  que sus juegos los habían  llevado mucho más allá de lo que nunca estuvieron sin la presencia de un adulto y fue un enorme tigre quién les hizo darse cuenta de ello. El miedo los dejó paralizado, su amigo la agarro del brazo, ella no dudó en tranquilizarlo,  a su lado nada le pasaría..ella era demasiado importante para su tribu como para morir aquella tarde…           

Recordó como los cazadores acechaban a las gacelas y se sintió una de ellas,…pero rápidamente su mente dejó de reflejarse como gacela y pasó a ser el cazador valiente y certero que cada día regresaba con una presa al poblado.

 Había visto muchas veces como estos hombres preparaban las trampas cada mañana, ella misma ayudaba en muchas ocasiones a sacar las presas al caer la tarde, era Dhuli, y un tigre no sería suficiente para acabar con ella….

– “No te muevas de aquí hasta que el tigre haya venido conmigo,-le aseguró a su amigo –  huye al pueblo y diles que Dhuli ha ido de caza”….

Tras esto comenzó a correr dejando a su amigo atónito y aún más paralizado…fue la más veloz de los mortales, la más ágil saltando obstáculos… hasta que cayó al agujero…un segundo después  y  desde tres metros más arriba el aliento del tigre calentaba su rostro…

...cuando Dhuli cumplió 10 años, ya nadie, le haría pensar lo contrario…todo funcionaba mejor cuando ella estaba…ella lo sabía... .

Me giré rápidamente y  la empujé con ambas manos, la inseguridad me abatía y derrumbado, con lágrimas de terror quedé arrodillado frente a ella, al otro lado del muro, en la zona exterior, en la zona del miedo…

Al girarme el pánico y la sensación de derrota fue aún peor, no había sitio donde ir, ni camino que guiase mis pasos, ni señales de otros que como yo hubieran salido antes. Un gran prado verde,  algunos árboles y montañas, era lo único que podía divisar desde aquel lugar. 

Mi instinto de supervivencia me animó a andar, no podría pasar la noche allí en medio de la nada. Algo me decía que no podía estar todo perdido, que, al igual que yo, otros muchos habrían salido antes, si no, qué sentido tendría esa puerta, así que con fe y esperanza, algo que había llenado mis días de dolor allí dentro, comencé a caminar…

Sorprendentemente, no tardé mucho en descubrir una pista, una señal que parecía indicar que por allí había pasado un ser humano antes que yo…

Sus miradas se cruzaron, el tigre sabía que su hambre sería saciada con esta presa fácil, …Dhuli sabía que esta sería la primera caza  de muchas…el tigre se dispuso a pasar al comedor…Dhuli a terminar la caza…y sus saltos se cruzaron…

El tigre tocó el suelo, Dhuli la liana con la que tantas veces había subido tras refugiarse con su amigo  en las horas de sol,… en dos pasos se colocó arriba y ahora las posiciones eran opuestas…

Sólo había que esperar,  impedir con una simple vara que el tigre colocara su zarpa en el filo de la estrecha caverna… sólo dos veces tuvo que evitarlo, pronto llegaron sus padres y otros cazadores acompañados de su amigo…

– ¡¡Os lo dije, ella me dijo que había ido a cazar!!

Dhuli demostró a todos que sus padres tenían razón, ella era muy importante.

Dhuli demostró a todos que sus padres tenían razón, ella era muy importante.

"GRACIAS, recuerda AHORA es tu momento,
PROGRÁMATE para el ÉXITO, comienza tu camino"

Suscríbete y recibirás todas las novedades de la web relacionadas con el crecimiento personal y el éxito en tu vida

Al enviar el l formulario está aceptando nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad . Además de que utilizaremos sus datos para enviar información sobre la Trilogía del Éxito

Entradas recomendadas